La Victoria – Día 9

Victoria = Vencimiento o sujeción que se consigue de los vicios o pasiones. (Según la R.A.E.),

Todos hemos estado en el punto de que nos rendimos, ya no queremos saber de nada ni de nadie y solamente te queda mirar todo desde tres puntos de vista; Pasado, Presente o Futuro. Desde hace un tiempo hacía acá miro todo desde los tres puntos de vista. 

Comienzo con el pasado, que tipos de pensamientos tenía yo en esos momentos, ¿por qué lo hice en ese momento? — Luego miro el presente, ¿para qué lo hice? ¿Valió la pena? ¿Gracias a eso, estoy yo ahora en esta situación actual? — Y, por último, el futuro. Lo que no sé aún, pero me pregunto; ¿en qué me ayudará esto mañana? ¿Volverán hacía mí? ¿Me reiré de todo? ¿Perdonaré realmente? ¿Lo que hice en el pasado, me ayudó en el presente, pero ayudará lo del presente en mí futuro?

Confuso, ¿no?

Puesto, a que la pregunta del pasado, la puedo contestar, de que sí, todo pasa por un motivo, mi cabeza vive ahora sólo en el futuro, después de tantas desilusionas, metas tronchadas, personas que tuve que apartarme de, me pregunto que sí lo que estoy haciendo ahora, funcionará. Cuando has fallado tantas veces, ya todo te da igual, la pasión de hacer lo que hacías no es la misma, hay cosas que cambian de prioridades, y te engañas a ti mismo, voy a continuar, y que suceda lo que tenga que suceder. Ese agotamiento espiritual está, tu cuerpo sigue estando estable, pero tu mente y tu corazón ya no quieren más dolor.

Vez a personas como tienen la oportunidad de tener dicha oportunidad, la desaprovechan como si nada. No les importa porque tienen suerte con ello, pero los que somos de los pocos, no obtenemos nada o si obtenemos algo, es para simplemente aprender.

¿Pero aprender qué? ¿Qué he hecho para pasar por esto?

Uno sabe que como persona y ser humano siempre está ahí, dando sin esperar. Pero de momento, te cansas de dar y no recibir nada, y el día que decides dejar de dar, te catalogan como la persona más insensible, calculadora y fría por aquellas personas que tienen la suerte, pero la desaprovechan entonces reflejan su mal agradecimiento en ti. Entonces, te hacen sentir como la persona más basura hasta el día que entiendes que el problema no eres tú, es la sociedad. Y no quiero generalizar, pero sí, es el problema de ciertos individuos, que, por mala pata, llegan a tu vida.

No sé si tú los escoges, ellos llegan, o simplemente se encontraron por error. Pero siempre son los mismos, una y otra vez, entonces te preguntas cada día cuando llegará esa victoria. No quiero pasarme toda mi vida haciéndome esa pregunta, ya estoy a mitad de ella, y todavía me la hago, ¿cuándo llegará la victoria? — Paciente soy, paciente he sido, ¿pero mañana seguiré siendo paciente?

Extraño a quien realmente tenía que ser lo que un día ignoré.

[Día 9]

Att: Internet-Protocol 13

Anuncios