La Gazzetta – Pandemia Global

La Gazzetta es un canal de YouTube que existe desde el 2012. El primer video que pude ver de este canal en el 2012 fue “Jaque Mate A La Humanidad” – Hoy día vuelvo a este canal, y en el 24 de agosto de 2014 este canal subió un video con este título; “Pandemia Global: ¿El Plan Secreto De La Élite?

No hay mucha información de quien o quienes son las personas que manejaban este canal. Hace años que están inactivos. Pero, la serie de videos que ellos colocaron en el internet, predicen paso a paso lo que ellos temían que estamos viviendo hoy día. Puede ser que la persona/s que estudiaron todo esto, hayan visto más allá de lo que nosotros podemos ver o analizar, o si fue de que encontraron los planes y son “Whistleblowers”

Mas abajo les dejo el enlace de descarga.

Puedes descargar el video dando click aquí.

Transcripción del Video

¿Estamos al borde de una gran epidemia a escala planetaria?

Creemos que a determinadas élites de este planeta les interesaría que se produjera una pandemia o al menos una gran crisis sanitaria que provocara un elevado nivel de pánico entre la población. Pero no estamos hablando de una pandemia mortal y descontrolada de carácter apocalíptico como la peste negra o como las que nos muestran en las películas de Hollywood. Nos referimos a un brote epidémico controlado que reúna una serie de características ventajosas para que la élite consiga sus fines. Parece que esa idea ya ha sido inoculada en el imaginario popular en los últimos años a través de las numerosas películas y series de televisión centradas en grandes epidemias que asolan a la humanidad y convierten a las personas en Zombis.

Parece que esa idea ha sido inocula ficción cinematográfica y televisiva es utilizada frecuentemente como herramienta de manipulación mental de las masas. Y en este caso, parece que la mente de la población ha sido programada para aceptar la aparición de una pandemia como algo plausible.

Pero, ¿Qué beneficios les ofrecería a las élites la aparición de una epidemia?

1. Sumisión Completa A Las Autoridades

El pánico asociado a la expansión de una epidemia llevaría a la población a acatar e incluso exigir un mayor orden y control por parte de las autoridades con el fin de detener el avance de la enfermedad. Los diferentes gobiernos podrían imponer así un régimen de estricto control sobre sus ciudadanos, y en muchos casos, podría declararse la Ley Marcial que podría alargarse durante meses o años.

2. Abortar Una Posible Revolución

El momento de crisis sistémica actual ha conducido a muchos países del mundo al borde la rebelión civil como hemos podido ver estos últimos meses en las numerosas manifestaciones por todo el planeta. Pero una epidemia terminaría con todos estos movimientos de protestas. El derecho a manifestación se vería restringido y se prohibirían las concentraciones masivas de personas por motivos sanitarios, produciéndose así una desmovilización social masiva.

3. Atomización De La Sociedad

El miedo al contagio provocaría un efecto de desunión y deligación social a gran escala. La desconfianza y el recelo debilitarían por completo la posibilidad de crear agrupaciones basadas en la confianza mutua y la solidaridad entre iguales. Mecanismos todos ellos potencialmente peligrosos para las estructuras de poder jerarquizadas actuales.

4. Eliminación De Disidentes

La epidemia permitiría realizar una purga discreta, sutil y silenciosa de todas aquellas personas que pudieran resultar molestas a determinados gobiernos o intereses. Algo que no puede hacerse en condiciones normales sin despertar sospechas.

5. Establecimiento Del Gran Hermano Tecnológico

El necesario control de la epidemia exigiría un monitoreo constante de todas las personas del planeta convertidas ahora en focos potenciales de la enfermedad. Los datos médicos de cada habitante deberían ser recogidos, almacenados y centralizados con el fin de realizar un sebimiento constante de los focos epidémicos potenciales en tiempo real. Cada persona debería ir equipada con dispositivos fácilmente elegibles o escanéables tales como chips o parches que ofrecieran inmediatamente los datos identificativos de cada ciudadano a las autoridades, así como sus datos de carácter médico y biométrico de interés. Se multiplicarían los controles rutinarios en calles y medios de transporte, aeropuertos, estaciones de tren, metro y autobús. De esta manera, toda persona seria susceptible de ser detenida, analizada e inspeccionada por las autoridades. Siempre, y por supuestos motivos de seguridad sanitaria.

6. Vigilancia Masiva Ciudadana

La propia ciudadanía se convertiría en un órgano de vigilancia y represión de sus semejantes. La paranoia y el pánico asociados a la enfermedad, conducirían a una vigilancia estricta de todas las personas que nos rodearan. Se promovería la denuncia antes las autoridades de aquellos que presentaran síntomas de enfermedad y de aquellos que se negaran a pasar controles o a ser monitoreados y vigilados.

7. Eliminación Del Dinero Físico

El intercambio del dinero en efectivo seria prohibido debido al riesgo de contagio. Se implementaría por vía de urgencia el pago electrónico en todos los ámbitos. Las autoridades tendrían entonces el poder de bloquear las cuentas de cualquier ciudadano en cualquier momento, lo que representaría un control absoluto sobre la población.

8. Eliminación De Los Medios Alternativos

Los ciudadanos, presa del pánico, reclamarían información inmediata, fiable y practica a las autoridades que encargarían la difusión de esas supuestas informaciones veraces a los medios de comunicación de masas. Se produciría un bloqueo informativo que impediría que los medios alternativos o contraculturales tuvieran acceso a información útil.  Además, las autoridades filtrarían bulos falsos a los medios alternativos y a las redes sociales con el objetivo de destruir su credibilidad ante la población en un momento de extrema necesidad.

9. Establecimiento De Gobiernos Tecnocráticos

La población reclamaría que fueran los técnicos, los científicos, y los expertos y no los políticos corruptos, los que gestionaran la situación de emergencia. De esta manera, los comités de tecnócratas determinarían las políticas a llevar a cabo con frialdad y eficiencia.  El mundo entraría en un nuevo régimen tiránico en el que las personas serian consideradas simples datos estadísticos perfectamente sacrificables para poder cumplir con los protocolos establecidos por los tecnócratas.

10. El Imperio De Las Transnacionales

Los debilitados sistemas sanitarios públicos de los países quebrarían ante los enormes gastos generados por la epidemia. Para poder sostenerlos serian privatizados y su gestión recaerían en las grandes empresas trasnacionales a través de sus divisiones de la industria médica y farmacéutica. Las grandes compañías transnacionales se convertirían en los nuevos dioses a los que tendríamos que rendir culto.

11. Cambio De Modelo Económico

El sistema económico, y financiero internacional se encuentra cada más próximo al colapso. La aparición de una pandemia permitiría realizar un derivo controlado del sistema actual y una renegociación pactada de las condiciones del nuevo sistema o paradigma económico, en el cual, la gran perjudicada seria la población.

12. Guerra Biológica Encubierta

La aparición de una epidemia permitiría atacar encubiertamente a cualquier régimen o país que se mostrara díscolo o desobedecería a las directrices impuestas por las élites. Las élites en el poder podrían apoderarse definitivamente de los recursos naturales de países en vías de desarrollo sin encontrar ningún tipo de oposición y realizar tareas de limpieza étnica o desplazamiento y reubicación de grandes masas de población.

13. Control De La Inmigración Ilegal

La aparición de una epidemia representaría la excusa perfecta para aplicar criminales medidas de control de la inmigración en algunos países, con el silencio, cómplice de la mayor parte de la población occidental.

14. Enorme Posibilidad De Negocio

Una epidemia global que provocara suficiente nivel de pánico podría representar un negocio de magnitudes prácticamente inimaginables, especialmente para las grandes corporaciones farmacéuticas que dispusieran de los productos adecuados para afrontar la gran crisis.

¿Qué características debería tener la epidemia para poder realizar todas estas maniobras?

Principalmente debería tener dos características

A: Ser fácilmente controlable

B: Generar un elevado nivel de pánico

Para cumplir con estos dos requisitos; aparentemente contradictorios entre sí, la enfermedad no debería transmitirse por vía aérea, pero debería ser muy infecciosa, fácilmente visualizable y causar mucho temor entre la población. Un ejemplo de enfermedad que cumple estos dos requisitos, es el virus del ébola.

¿Cómo podrían gestionar la epidemia para sacarle provecho?

Para conseguir sus objetivos, el brote debería estar controlado desde el principio, pero debería generase un sentimiento de pánico artificial, exagerando sus efectos reales a través de los medios de comunicación. Además, las élites dispondrían de la vacuna desde el principio, ocultando a la población, para así ampliar su margen de negocio. La lógica de esta maniobra es evidente, a más infectados, más pánico, y, por lo tanto, una mayor demanda por la vacuna y un mayor negocio cuando esta se lanzará al mercado.

Conclusión

Queremos dejar claro que no sabemos si las élites van a provocar una epidemia o no. Esperemos que eso nunca llegue a producirse. Pero en el caso de que se produjera, hemos visto los beneficios que las élites obtendrían con ella, y es por esta razón que deberíamos permanecer atentos para evitar que nos manipulen. Llegado el momento, ¿seremos capaces de conseguirlo?