El COVID-19 Se Va Cuando El Tercer Templo Este Construido

Según se publicó este febrero 2020 por Har-Habait.

“El coronavirus no desaparecerá hasta que se construya el tercer templo”, dice el rabino

Se informó en el sitio de Har-Habait que el rabino Aryeh Lipo, un maestro de estudios religiosos que se postuló para el Likud en 2014, dio una lección especial en el Monte del Templo el jueves pasado que sugería una cura poderosa para el coronavirus pandémico mundial.

“Estamos aquí en el Monte del Templo, enviando una oración por la curación del mundo entero”, dijo el rabino Lipo. “El Templo es la corona, como los tefilín en la cabeza de un judío”.

Luego citó al profeta Isaías, quien comparó el Monte del Templo con una corona.

Isaías 2:2 (RV-Antiua)

Y acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová por cabeza de los montes, y será ensalzado sobre los collados, y correrán á él todas las gentes.

“Y ‘corona’ significa, en todos los idiomas, una corona”, dijo el rabino Lipo. “La enfermedad ha venido a recordarnos que falta la verdadera corona del mundo. El rey David nos enseñó lo que detendrá el coronavirus “.

II Samuel 24:24 (RV-Antigua)

24 Y el rey dijo á Arauna: No, sino por precio te lo compraré; porque no ofreceré á Jehová mi Dios holocaustos por nada. Entonces David compró la era y los bueyes por cincuenta siclos de plata.

“Que sea la voluntad de Dios que tengamos el mérito de construir una corona y un palacio para el Rey Único”, dijo el rabino Lipo. “Si Dios quiere, esta corona protegerá al mundo de la corona”.

El rabino relató que una mujer china acababa de ascender al Monte del Templo donde se unió a ellos en oración por la construcción del Tercer Templo.

“Por eso le pedimos al Santo, Bendito sea, que gobierne desde su palacio para que tenga una verdadera corona y así poder quitar la ‘corona’ de la enfermedad que está causando el sufrimiento de tantos”.

El rabino señaló que en un inspirado acto de protesta, cientos de judíos que se autoidentifican como seculares se pusieron tefilín en Tel Aviv hace diez días.

“En todas partes de Israel, los judíos cumplen el mandamiento de ponerse la corona de tefilín. Pero hay un lugar en Israel, el único lugar en el mundo, donde está realmente prohibido, contra la ley, poner tefilín en la cabeza de un judío. Esto está en la cima de todas las montañas; Jerusalén.”

El rabino Lipo pidió al gobierno de Israel que haga cumplir la ley que exige la igualdad de todas las religiones en los lugares sagrados de Israel.

“Estamos seguros de que devolver la corona de tefilín al Monte del Templo quitará la corona del sufrimiento, el coronavirus, del mundo”.