Dictadura Francesa

No sé que otro nombre podría llamarle a esto.

A partir del 1 de agosto de 2021 para poder entrar a ciertos lugares en Francia, necesitarás el Pasaporte COVID. Claro, todo esto que decíamos eran puras mamadas conspiranoicas.

Lo siguiente que sucederá es que el resfriado común será el asesino de este año. Y no es otra cosa que será debido al sistema inmunológico ya debilitado por estas vacunas. Les echarán la culpa a aquellos que no se han vacunado de las muertes de estos ingratos e ignorantes que han decidio inyectarse sin leer y educarse profudamente de los efectos secundarios de estas vacunas.

Ninguno esta a salvo. Esto vendrá a su país si el pueblo lo permite.

Por Summit News:

Las personas en Francia que ingresan a un bar o restaurante sin un pase COVID enfrentan 6 meses de cárcel, mientras que los dueños de negocios que no verifican su estado enfrentan una sentencia de 1 año de prisión y una multa de 45.000 euros.

Los castigos son parte de un esfuerzo draconiano del gobierno francés para obligar a los ciudadanos a recibir el coronavirus en medio de múltiples protestas rebeldes en numerosas ciudades importantes.

El Presidente Emmanuel Macron anunció a principios de esta semana que aquellos que no puedan demostrar que están vacunados o una prueba COVID negativa (a su propio costo) no podrán usar el transporte público, ingresar a un cine, centro comercial, bar, cafetería, restaurante y otros lugares. desde el 1 de agosto.

“Las personas que no puedan presentar un pase sanitario válido corren el riesgo de hasta seis meses de prisión y una multa de hasta 10.000 euros (8.500 libras esterlinas), según el proyecto de texto de la ley, mientras que los propietarios de“ establecimientos que acogen al público ”que no comprobar los pases de los clientes podría ir a la cárcel durante un año y recibir una multa de 45.000 euros”

Las sanciones representan el movimiento más autoritario para forzar el cumplimiento de las vacunas en Occidente, y probablemente superen a muchas dictaduras reales en otras partes del mundo.

El gobierno tuvo que retirar una ley similar en diciembre luego de numerosos disturbios, pero simplemente reintrodujo la misma legislación con castigos aún más severos para los disidentes.

Ahora estamos entrando en la fase de la pandemia en la que está quedando claro que aquellos que se nieguen a recibir la vacuna permanecerán bajo las medidas de bloqueo más onerosas hasta ahora a perpetuidad.